¿Piensa participar en remate de propiedades? Tome en cuenta varios aspectos

mayo 4, 2015   5:27 am | Yaslin Cabezas [email protected]

Imagen ilustrativa. Archivo CRH.

Imagen ilustrativa. 

El remate de propiedades se ha vuelto un tema bastante común en las entidades financieras que buscan la manera de recuperar los préstamos que hicieron, por eso a veces lanzan al mercado opciones que resulten atractivas para algunos. Si usted desea participar en algún remate es importante que conozca algunos aspectos antes de dar el paso.

José Miguel Porras, presidente de la Cámara Costarricense de Corredores de Bienes Raíces (Cccbr), explicó que cuando una persona va a comprar una propiedad por primera vez, un remate no es una buena opción.

“Normalmente los que van a los remates van bien preparados, ya saben cómo funciona. Cuando uno va al remate da el 50% de la base con que se va a rematar la propiedad y luego oferta, tiene tres días para dar el resto de lo que ofertó. No se lo recomiendo a nadie que está empezando porque tiene muchas complicaciones”, dijo el experto.

Porras afirmó que cuando los remates son en el juzgado es como una especie de “subasta de precios”, pero antes de ir al remate es necesario haber ido a la propiedad. No así cuando es una entidad financiera la que lo está haciendo.

“Hay que tener mucho cuidado cuando se rematan lotes y son con prestamistas independientes que han prestado la plata sobre ese lote, en algunos casos puede ser un fraude que se está dando. Es importante ir a ver el lote, preguntarles  a los vecinos cuánto hace que está el lote, quién lo vende (…) cuando son los bancos no porque son muy seguros, solo cuando son prestamistas independientes”,  dijo Porras.

Según Porras, cuando la persona no sabe cómo ofertar para un remate y quiere hacerlo, lo más recomendable es que busque a alguien que tenga experiencia para que lo asesore, porque puede que la propiedad no esté libre de gravámenes y al final termine pagando “más de lo que se imaginaba”.

“Hay que buscar la información en el boletín judicial de remates, posteriormente se hace un estudio registral de la propiedad para ver si tiene embargos, si tiene juicios pendientes no se debiera participar, con esa información se va al registro y se saca el plano catastrado y se localiza la propiedad con el plano en mano y ahí se ve cuánto vale aproximadamente, un estimado y si le parece bien el precio con el del remate se prepara para ir el día del remate”, afirmó el experto.

@

{{comentario[0] || 'Anónimo'}} {{comentario[2]}}

{{comentario[1]}}